La adicción a las pantallas en los jóvenes

David G. Espinoza Aviles

Psicólogo con orientación clínica

ACTUALIZADOS: 13 mayo 2021

En la actualidad, vivimos en la era de la tecnología. Desde la televisión, la computadora, los dispositivos móviles como celulares y tabletas. Son todos elementos que están al alcance de la mano en la vida diaria. Y no sólo para los adultos, sino también para los jóvenes, quienes entran en contacto con la tecnología desde muy pequeños.

Con el uso adecuado, en especial de internet, se abre un sinfín de posibilidades. Desde herramientas de aprendizaje, interacción y socializar con nuevas personas, hasta distintos tipos de entretenimiento, como videojuegos, música, películas, etc. Sin embargo, el mundo digital también tiene sus riesgos y problemas.

El contacto con extraños, el contenido inapropiado, el robo de información, entre otros, son los peligros que están latentes en todo momento. Los niños son los que están más propensos a ser victimas, debido a su falta de experiencia y madurez. Sin embargo, hay un riesgo muy importante, pero que muchas veces pasa desapercibido: la adicción a las pantallas.

hijos tener una adicción a las pantallas

Por David G. Espinoza Avilés

Tantas preguntas derivadas de una sola situación… comencemos por definir “adicción”.

Según la Real Academia Española (RAE), se entiende por adicción a la “dependencia de sustancias o actividades nocivas para la salud o el equilibrio psíquico.”, entonces, la adicción a dispositivos electrónicos entra perfectamente dentro de la categoría, ya que usarlos es, en sí, una actividad.

Cuáles son los riesgos

El uso indiscriminado y sin control de estos recursos puede terminar con los niños adictos a la tecnología. Si se pasan horas y horas frente a un celular o una computadora, se termina volviendo una necesidad insustituible, la cual es perjudicial en muchos aspectos. Distintas instituciones como, por ejemplo, UNICEF, identifican esta problemática y urgen a los padres a tomar medidas

Los padres ocupan un rol fundamental en el cuidado de sus niños, y la adición a las pantallas no es la excepción. Ellos son los encargados de poner límites y restricciones, sobretodo a temprana edad, cuando los niños no tienen capacidad de decisión propia. En muchos casos, los padres no prestan atención a sus hijos, por ejemplo por falta de tiempo, y recurren a la tecnología para llenar esos espacios vacíos.

¿Cómo se genera la adicción a las pantallas?

Para comenzar, hay que definir el término “adicción”. Se trata de una dependencia con una sustancia o una actividad,  que termina siendo nocivo de forma física o mental. Por lo tanto, la tecnología puede generar adictos a las pantallas sin ninguna duda.

El problema nace con el uso indiscriminado y por mucho tiempo de los aparatos tecnológicos, como la televisión, la computadora o el celular. Diversos estudios profesionales recomiendan que los jóvenes deben pasar entre 1 hora y 2 horas frente a las pantallas. Sin embargo, esto parece totalmente imposible.

En la era de la tecnología, los aparatos forman parte de la vida cotidiana y están en contacto permanente con las personas, en especial con los niños. El peligro está cuando se da la situación opuesta. Es común que los jóvenes pasen entre 8 y 10 horas consumiendo aparatos tecnológicos. A raíz de esta situación, es cuando empiezan a surgir los problemas.

Por lo tanto, como primer punto para  combatir la adiccion al movil y una solucion, es generar límites y restricciones: 

  • Los padres deben estar presentes y cuidar las actividades de sus hijos. En una situación ideal, se haría no de manera arbitraria, sino explicando y educando al niño de los peligros. Por ejemplo, un límite de 4 horas diarias, o hasta 6 horas por día como mucho, es un punto medio aceptable.
  • No hay que hacer hincapié en prohibir una actividad en particular. La solución no es eliminar los videojuegos, o las redes sociales, o los programas de televisión. Cada una de estas actividades cumple con una función importante, como la diversión, la relación social con sus amigos, sirven para relajarse y distenderse, etc. El problema es cuando se llevan a cabo en tiempos desmedidos y excesivos.

¿Es posible detectar a tiempo las adicciones en niños?

En un paso previo a la adicción a las pantallas, los niños y jóvenes comienzan a desarrollar ciertos patrones de comportamiento, que los padres pueden detectar si prestan la suficiente atención en las actividades de sus hijos.

Por ejemplo, el niño muestra una preocupación desmedida por su videojuego favorito, o por un dispositivo en particular. También cuando sufre cambios de ánimo reiterados cuando no puede realizar sus actividades favoritas, que llevan a una ansiedad o una irritabilidad rápida. Otro punto a detectar es cuando el joven descarta otras actividades que disfrutaba, para aumentar el tiempo con la tecnología.

detectar las adicciones en niños

Qué pasos tomar

Si un padre detecta cualquiera de estas situaciones, debe actuar rápidamente para evitar que su hijo caiga en una adicción a los aparatos electrónicos. Algunas de las medidas que se pueden llevar a cabo incluyen:

  • Realizar actividades físicas, en especial al aire libre. Esto genera una relajación y disminución del stress.
  • La búsqueda de nuevos pasatiempos. Encontrar un nuevo hobbie, que sea atractivo e interesante, ayudará a que el niño pase menos tiempo con los dispositivos. Lo ideal es que sea una actividad conjunta, entre padre e hijo.
  • No hay que prohibir directamente todo tipo de actividades digitales. Sino, reducir en tiempo y cantidad. Un cambio muy brusco puede resultar nocivo.

Los efectos de una adicción a las pantallas

Como venimos mencionando, el problema de los adictos a las pantallas no es algo leve. Si no se descubre y se busca solucionar, trae problemas importantes. Los peligros de ver televisión en exceso, o utilizar el celular durante largas horas, se traducen en el aspecto emocional, social y también en el cerebro.

Los daños y problemas incluyen:

Efectos sociales y emocionales:Efectos en el cerebro:
– Estrés aumentado– Se libera dopamina en cantidad, que genera mas adicción a los dispositivos
– Las tareas se terminan más lento– Se genera una necesidad crónica de estimulación
– No se cumplen las responsabilidades en el hogar– El enfoque y la capacidad de atención se disminuyen
– Ansiedad desmedida cuando no se esta utilizando un dispositivo tecnológico– Perdida del sueño por falta de melatonina
– La frustración se presenta mas rápido al no poder solucionar problemas– Sobrecarga sensorial y aumento de la excitación
– La regulación emocional es menor
– El joven se vuelve muy impulsivo

Pero eso no es todo, hay otras consecuencias debido a cómo afecta la tecnología en los niños. Distintas funciones cerebrales también se ven afectadas:

  1. El procesamiento de la información, por la contracción de la materia gris
  2. La planificación y organización de tareas, por la contracción del lóbulo frontal
  3. El control de los impulsos, por contracción del cuerpo estriado
  4. La empatía y compasión, por daño a la ínsula
  5. La comunicación intercerebral, por pérdida de integridad de la materia blanca
  6. Mayor chance de sufrir depresión, por pérdida de receptores de dopamina
  7. Un funcionamiento cognitivo deteriorado.

Los problemas familiares 

La adicción a las pantallas no solo termina siendo perjudicial para el joven, sino que afecta a su entorno más cercano, es decir, a su familia. La necesidad de los padres de buscar soluciones para ayudar a sus hijos puede generar problemas en las relaciones familiares, con conflictos constantes.

Las luchas de poder son el primer concepto que surge de cómo afecta la tecnología a la familia. Los padres deben establecer los limites a sus hijos, quienes no siempre están dispuestos a aceptarlos. Estas peleas generan un deterioro en las relaciones familiares.

Esto se traduce en :

  • peleas, discusiones, gritos constantes
  • más un incumplimiento de las normas y un rechazo del joven hacia las indicaciones de los padres. 
  • No sólo se ve afectada la relación padre-hijo, sino que los propios padres pueden tener conflictos sobre como solucionar el problema. Es muy común que el padre y la madre no vean la situación de la misma manera, y no haya concordancia con las medidas a tomar.

Toda esta situación familiar termina provocando la aparición de sentimientos negativos, que incluyen la ira, una frustración y ansiedad constante, y la impotencia ante el problema de los niños y la tecnología. La comunicación y la confianza en los lazos familiares se van perdiendo, y puede terminar con un clima tenso y hostil en el hogar.

La gestión del tiempo como posible solución

Una de las medidas que se pueden tomar para intentar solucionar el problema de los niños adictos a la tecnología es gestionar el tiempo de manera precisa. Esto requiere un esfuerzo de los padres, que deben comunicarse y trabajar en conjunto con sus hijos, para establecer cierto orden de actividades, y reducir al máximo el tiempo libre para que no pasen horas y horas frente al celular o la televisión.

Lo ideal es establecer una agenda a corto y a mediano plazo. 

  • Esto quiere decir que es necesario planificar las actividades de la semana, por ejemplo el domingo anterior, pero también de día a día recalcar cuáles son las tareas y obligaciones que hay que llevar a cabo. 
  • Al tener de manera palpable lo que hay que hacer, es menos probable que el niño malgaste su tiempo con la tecnología. De igual manera, el padre debe estar presente para verificar que se cumplan las responsabilidades.

Otra gestión importante del tiempo es el sueño. En general, se pasa de largo, pero lograr que un joven tenga un sueño correcto con las horas necesarias para descansar es clave. La misma Organización Mundial de la Salud lo indica. Muchos jóvenes, en especial los adolescentes, prefieren acostarse tarde por la noche y despertarse al mediodía. 

Durante esos periodos nocturnos, cuando los padres ya están durmiendo, se quedan jugando con la computadora o con el dispositivo móvil. Garantizar un sueño correcto no solo ayuda con su adicción a la computadora, sino también a la salud en general.

Formas más estrictas de ayudar a los hijos

En caso que la situación sea más grave y haya que tomar medidas más directas sobre cómo ayudar a un hijo adicto, los padres tienen distintas herramientas que pueden poner a prueba.

La primera de ellas es la educación. Enseñar y explicar las razones por las que hay que tomar medidas va a ser la mejor solución posible. Que el niño aprenda sobre los riesgos para su salud y por qué debe cambiar sus hábitos es un proceso necesario. Además, es un buen momento para educar sobre todos los riesgos de internet, más allá de las adicciones. La educación es ideal desde el primer momento que el padre se comienza a preguntar cómo será mi bebe online.

Más medidas a tomar

Otra medida es establecer normas firmes sobre el uso de los dispositivos tecnológicos. 

  • Los mayores son quienes están a cargo del hogar, por lo que deben establecer de manera firme y concreta qué está permitido y que no. cuando se trata con adolescentes puede resultar más difícil, ya que son más propensos a la rebeldía.
  • Predicar con el ejemplo también es importante. Los niños son propensos a copiar lo que ven, en especial de sus padres. Si el adulto pasa mucho tiempo con su celular, los hijos tomarán como correcta esa actitud e intentarán reproducirla.
  • Finalmente, una de las medidas más efectivas es utilizar aplicaciones de control parental. Mediante estos software, los padres obtienen acceso total a la actividad del joven en un dispositivo móvil, como el celular.

¿Cómo una aplicación de control parental puede una adicción a las pantallas?

aplicación de control parental

Hay aplicaciones móviles creadas con el objetivo de que los padres pueden cuidar de sus hijos. La más popular es mSpy, que te explicaremos a continuación cómo debe utilizarse, aunque también hay otras como kidsGuard Pro o FamiSafe. La ventaja de mSpy es tiene muchas funciones, es muy segura y su coste es muy asequible.  

Estas aplicaciones que permiten vigilar un dispositivo de forma remota y permiten ver la actividad de tus hijos en su teléfono, en su ordenador o en la tableta que usen. 

Aplicaciones de monitoreo gratuitas, como aplicaciones de espionaje como mSpy, permiten llevar a cabo una larga lista de funciones, que  reciben y almacenan todo lo que sucede en un celular. En referencia al problema de los niños adictos al internet, una de las herramientas permite establecer límites en cuanto al tiempo de uso del dispositivo.

  • Por ejemplo, se pueden establecer alertas de tiempo de uso. Tras 4 horas, se ejecuta una alarma que establece el límite permitido por el padre. Si el niño la ignora y continúa, el padre puede analizar ese comportamiento y actuar en consecuencia. 
  • Por otra parte, se puede ser más estricto y establecer un bloqueo total de pantalla tras un periodo preestablecido de uso. Así, el niño ya no podrá utilizar el celular por más que lo desee.

El uso de aplicaciones de espionaje y monitoreo está permitido por ley cuando el padre busca proteger la integridad de su hijo menor de edad. En ese sentido, no habrá problemas por su uso en la búsqueda de solucionar las adicciones en niños.

Hay que decir que el uso de estas aplicaciones es totalmente legal siempre y cuando la persona que está siendo espiada lo sepa. Por tanto, puedes anunciarlo a tus hijos (o a tus trabajadores). En muchos países del mundo, también está avalado el uso de estas aplicaciones para proteger a los menores de edad. 

Por ejemplo, si eres padre, madre o tutor legal de alguien, aunque la normativa española recoge el derecho a la privacidad y a la intimidad de los menores de edad, al mismo tiempo, hay antecedentes en los que la justicia ha avalado el derecho de los progenitores de mantener un control sobre el uso del smartphone o del ordenador por parte de sus hijos. 

Referencias:

«Diccionario de la lengua española» – Edición del Tricentenario. 2020. Adicción | Diccionario De La Lengua Española. [online] Recuperado de: https://dle.rae.es/adicci%C3%B3n [Accesado el 20 de Junio de 2020].

Jacques, M. The distracted student mind — enhancing its focus and attention. (2020). [online] Recuperado de: https://kappanonline.org/rosen-distracted-student-mind-attention/ [Accesado el 20 de Junio de 2020].

Screen Time Addiction: The Real Impact On Kids, Teenagers And Parenting. 2020. [online] Recuperado de: <http://www.aspiringfamilies.com/aspiring-families/ [Accesado el 20 de Junio de 2020]

https://www.unicef.org/es/comunicados-prensa/unicef-pide-proteger-los-ni%C3%B1os-en-el-mundo-digital-al-tiempo-que-se-mejora-el

https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000355.htm

https://www.biobiochile.cl/noticias/vida-actual/padres-e-hijos/2020/01/28/psicologa-explica-los-peligrosos-efectos-de-la-adiccion-a-las-pantallas-en-los-ninos.shtml

https://www.fundacioesperanca.org/es/blog/adiccion-a-las-pantallas-en-ninos-y-adolescentes/

https://elpais.com/elpais/2019/10/08/mamas_papas/1570545338_529163.html

https://www.healthychildren.org/Spanish/family-life/Media/Paginas/Adverse-Effects-of-Television-Commercials.aspx

https://www.who.int/es/news/item/24-04-2019-to-grow-up-healthy-children-need-to-sit-less-and-play-more

Sobre el autor

David G. Espinoza Aviles

Psicólogo con orientación clínica

Psicólogo con orientación clínica, egresado con honores del Instituto Tecnológico de Sonora (ITSON). Cuenta con estudios personales en el uso de la Hipnosis Clínica como herramienta terapéutica para su implementación en la práctica profesional.

Ha publicado múltiples artículos de interés en diversos sitios web especializados y revistas digitales con temáticas propias de la Psicología Clínica, Psicopatología y estudios de caso, entre otros.

Es miembro de diversas sociedades para personas con alto CI tales como Mensa, Triple Nine Society, entre otras, caracterizadas por sus altos estándares de selección.

Como profesionista, desenvuelve su ejercicio profesional en el ámbito de la consulta privada.